Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Isla de la Tortuga
"Aquí las capas son sayos/ y los toros bravos, bueyes./ Aquí todos somos reyes/ y todos somos vasallos".
24 de Diciembre, 2010 · General

Por un plato de lentejas (3): Objeciones y respuestas



Pasemos revista, pues, a los argumentos que he compilado durante las interminables discusiones que otras personas y yo tuvimos sobre este tema.

Primera objeción: Libertad negativa y positiva.

Tu tesis adolece de la confusión esencial de la que adolece toda la literatura socialista: La de confundir libertad negativa y positiva, “libertad de” y “libertad para” o, si se prefiere, libertad de la coacción y libertad de la necesidad. La única libertad que la sociedad y su organización jurídica deben preservar y defender es la libertad negativa, la libertad con respecto a la coacción de las otras personas. No somos libres con respecto a la necesidad o a las leyes de la naturaleza y, si la sociedad, mediante medios políticos, intentara dotarnos de libertad positiva, con seguridad terminaría atropellando nuestra libertad negativa. Yo puedo estarme muriendo de hambre y sed en el desierto y ser plenamente libre, tener libertad negativa. Esaú no es libre con respecto a la naturaleza, no posee libertad positiva, pero no es vasallo ni esclavo de su hermano. Es un hombre libre.

Esto es como decir que, como el intercambio señalado no encaja con la definición de intercambio extorsivo proporcionada por Rothbard, no puede ser un intercambio extorsivo. Precisamente lo que estamos discutiendo es si la definición de Rothbard y sus colegas no resulta insuficiente, si la alarma no salta y dice “¡Prrr! ¡Falso positivo!” cuando detecta un intercambio de este tipo. Con respecto a libertad negativa y positiva, es verdad que son cosas distintas, pero me temo que, en este punto, los socialistas son bastante más realistas que los liberales. Son cosas distintas pero están íntimamente relacionadas, la frontera entre las dos dista mucho de ser clara. Y esto es así por que la coacción, la violencia humana, se ejerce mediante la necesidad, mediante nuestra sujeción a la naturaleza. Es muy fácil demostrarlo: ¿Cuál es la forma más simple de ejercer coacción? A golpes. Pues bien, es obvio que, si no fuésemos seres materiales capaces de reaccionar a los golpes con sensaciones de dolor, nadie podría coaccionarnos de este modo. Yendo más lejos, si no tuviésemos cuerpo ni necesidades, si fuésemos absolutamente libres con respecto a las leyes de la naturaleza, seríamos, también, absolutamente libres con respecto a cualquier otra cosa, incluyendo las leyes e instituciones humanas. De lo cual se sigue que el reclamo socialista por la libertad positiva como condición y complemento de la negativa está mucho más cerca de la verdad que las frías abstracciones liberales. La libertad positiva no puede ser perfecta ya que la perfección no es de este mundo. Luego, la libertad negativa tampoco puede serlo y, en realidad, cuidando una se cuida la otra.

Segunda objeción: Suprimamos a Jacob.

Supongamos que Esaú se está muriendo, realmente, de hambre. Supongamos que encuentra que el campamento se ha mudado o que una tribu salvaje de bandidos lo atacó y mató a todos sus pobladores, Jacob incluido. ¿Qué ocurriría entonces? Que Esaú se moriría de hambre. Luego, no puede ser Jacob la causa de la muerte de Esaú por no darle el plato de lentejas. Para que lo fuera, al suprimirlo, Esaú debería salvarse. Con un simple experimento demostramos lo absurdo de tu tesis.

Supongamos que Esaú encuentra una olla humeante y una mesa servida. Supongamos que, al intentar acercarse a la misma, encuentra que una gran zanja, llena de alacranes y serpientes venenosas, le impide llegar y que no hay forma de rodearla. Entonces, Esaú muere. ¿No es verdad que consideraríamos que esa zanja es causa de la muerte de Esaú ya que le impidió salvarse? En el caso que nos ocupa, la situación es exactamente la misma, sólo que nos confunde el hecho de que la salvación y el obstáculo provienen del mismo origen. Jacob es, al mismo tiempo, el proveedor de la olla y el constructor de la zanja. Luego, al no ayudar con sus lentejas, estaría matando a su hermano y, al condicionar su ayuda, está realizando, implícitamente, una amenaza.

Tercera objeción: Causas y efectos físicos.

Un hecho físico, como la muerte de Esaú, no puede tener una causa no física. Jacob no podría ser culpable de la muerte de su hermano si no le entregara las lentejas ya que no existe la menor relación de causalidad física (es decir, la única causalidad posible) entre su cruzarse de brazos y la muerte de Esaú.

Si esta doctrina se hubiese seguido, por ejemplo, en los Juicios de Nuremberg, se hubiese llegado a conclusiones sorprendentes. Se hubiese establecido el principio de absolución para todos los jerarcas nazis ya que, por lo menos en general, ninguno de ellos apretó el gatillo ni accionó los controles de las cámaras de gas. Pero dar una orden es provocar su ejecución y, por lo tanto, una orden es una causa y una ejecución un efecto, aunque no haya una relación de causalidad física entre la emisión verbal de ondas sonoras, por un lado, y el movimiento muscular de apretar el gatillo, por el otro. Sí existen causas no físicas para efectos físicos.

Cuarta objeción: La nada no puede ser causa de nada.

Jacob, al cruzarse de brazos y no entregar las lentejas, no podría ser causa de la muerte de Esaú, ya que ese cruzarse de brazos es una abstención, una inacción, un no hacer… En suma, no es nada, y la nada no puede ser causa de nada.

En ese caso, Gandhi, Thoreau y Martin Luther King habrían sido unos chiflados y una huelga o una campaña de desobediencia civil no podrían, jamás, tener la menor posibilidad de lograr absolutamente nada. El movimiento se demuestra andando. La inacción puede tener efectos, ya que interrumpe algo que se venía dando o elimina otro posible desenlace de la situación.

Quinta objeción: Jacob no creó la situación.

Hay coacción, extorsión o violencia sí y sólo sí el extorsionador ha creado las circunstancias que le permiten ejercer su extorsión. Jacob no tiene la culpa de que Esaú se esté muriendo de hambre, es el último eslabón de una cadena causal.

Esto es dar una definición “a medida” para absolver a Jacob. Es como si, discutiendo sobre si el ornitorrinco es un mamífero o un ave, alguien dijese: “Por definición, un mamífero es un animal que no pone huevos, por lo tanto, el ornitorrinco no puede ser un mamífero”. La verdad es que la mayoría de los propietarios de esclavos no crearon la institución de la esclavitud, sólo se aprovecharon de ella, que ya existía. No es culpa de los maridos golpeadores que las mujeres tengan menos fuerza muscular que los hombres. No es culpa, por último, de ningún tirano el hecho de que seamos mortales y poseamos instinto de supervivencia.

Sexta objeción: ¿Dónde empieza uno y termina el otro?

El problema con tu tesis es que, de acuerdo a la misma, siempre estaríamos coaccionando o extorsionando. Cuando vamos al mercado y efectuamos eso que se llama un regateo, aprovechamos la necesidad del comerciante del mismo modo que éste se aprovecha de la nuestra. ¿No estaríamos actuando, entonces, como Jacob? ¿No seríamos todos asaltantes, extorsionadores, invasores de la libertad del otro?

Existen situaciones que, a veces, son difíciles de distinguir de otras. Son lo que podemos denominar “realidades de contornos difusos”. Es un problema especialmente espinoso porque, a veces, se trata de una realidad aceptable y otra inaceptable.

Veamos, por ejemplo, el caso del “abuso o acoso verbal”. Se trata de un patrón de conducta repetido en el que uno o más sujetos molestan mediante insultos, sarcasmos, indirectas y vejaciones diversas a otro u otros, causándoles un daño emocional (depresión, problemas de autoestima, etc. Y, por cierto, generalmente a los sujetos los une alguna clase de vínculo).

Sin embargo, ¿no es cierto, acaso, que, muchas veces, tanto entre amigos como entre simples conocidos nos insultamos, hacemos bromas gruesas, etc. y nadie lo toma a mal? Estamos, en este caso, ante una realidad de contornos difusos. Cuando vemos casos extremos la diferencia está clara (no es lo mismo empujar al borde del suicidio a un chico con burlas las 24 horas del día sobre su amaneramiento que saludar a un amigo diciéndole “¡qué hacés, transexual!”), pero existe una zona central donde la frontera es difícil de definir. ¿Dónde termina la simple broma y dónde comienza el acoso?

Sin embargo, ningún psiquiatra, psicoterapeuta, psicoanalista o psicólogo de ninguna escuela deducirá, por ello, que el abuso verbal es un invento ideológico, una fábula y algo que no existe. La razón para ello es que en psicología no existen intereses creados ni se ha formado un lobby de acosadores pagando “intelectuales” que justifiquen su conducta.

Por el contrario, en economía y política, no pasa eso. La coacción o coerción económica, chantaje económico, explotación, intercambio envenenado, extorsión sutil o como quieran llamarla es una realidad similar. Hacia los extremos es clara. No es lo mismo imponer –sí, imponer- condiciones que matan poco a poco a un trabajador aprovechándose de que está medio muerto de hambre que, simplemente, aprovechar la liquidación de fin de temporada para pedir un descuento. Pero, también en el centro, la cosa se complica. ¿Dónde termina el intercambio voluntario –aunque con “vivezas” que, de todos modos, no son demasiado honorables- y comienza la coacción?

Por eso, la crítica al capitalismo es más complicada que al feudalismo o al esclavismo. Por que la forma de extorsionar al prójimo es más sutil y delicada. O, por así decirlo, está basada en la astucia más que en la fuerza. O es la trampa que se comete una vez hecha la ley. O es manipular la letra de la ley para violar su espíritu. (1)

Volviendo al ejemplo del acoso verbal:

1)Un marxista prohibiría hablar.

2) Un liberal diría que el problema no existe y que el acosado es feliz y "sale ganando". Incluso si se suicida.

Séptima objeción: No discutiré temas morales.

Es irrelevante la discusión sobre temas morales. Yo discuto sobre economía y política. Sé que quieres empantanar la discusión y llevarla al terreno moral para disimular tu falta de preparación.

Lo gracioso de esto es que la persona lo dice cuando ya se respondió a todos sus anteriores argumentos. Si ésta es una discusión moral y esta persona no discute sobre temas morales, ¿por qué no lo dijo desde un principio? ¿Será que, mientras puede confundir, embarrar y oscurecer no tiene problemas en discutir sobre moral ni sobre cocina pero, cuando la cosa comienza a aclararse, entonces huye de la luz y se refugia en las tinieblas? Polemistas así nos recuerdan a Azatoth, el ciego e idiota Sultán de los Demonios en la mitología de ese loco genial que se llamó Howard Philips Lovecraft: Sólo pueden reinar en medio de la confusión, rodeados de la innoble adulación de diablejos y bufones salidos de una grotesca pesadilla.

Dejemos de lado, también, que quien así se expresa parece transmitir la idea de que los inteligentes hablan de política y economía y los tontos hablan de moral. No importa que prácticamente todos los grandes filósofos hayan abordado temas morales, incluso desde una perspectiva amoralista. Todos debían ser unos zopencos a su lado.

La verdad es que, aunque he dicho que esta clase de intercambios son “éticamente incorrectos” y aunque también he formulado algunos juicios de valor sobre la conducta jacobea, ambas cosas son, en buena cuenta, accesorias. No se trata acá de si la extorsión es pecado, delito u otra cosa, si es buena o mala, justa o injusta. Se trata, simplemente, de si, en determinados casos de los cuales esta leyenda bíblica es el paradigma, existe extorsión. Y “extorsión” no es un juicio de valor: Es la descripción de un hecho.

Aparte de eso, la economía y la política pueden ser ciencias neutrales en tanto que se limiten a describir los hechos. Pero, desde que comienzan a sugerir lo que se debe hacer, adoptan una postura moral y, por lo tanto, arbitraria. Y aquí hay que señalar algo: No hay ninguna razón por la que unos índices macroeconómicos saneados sean un parámetro más objetivo que cualquier otro -como el respeto a la dignidad de la persona, por ejemplo- para indicar el carácter positivo o negativo de una política. En toda política se adopta un valor o una escala de valores y tal elección es, finalmente, arbitaria.

(1) Bien puede decirse que Jacob ha cometido el crimen perfecto. Un hombre extorsiona a otro hombre y no deja de extorsionarlo hasta la muerte. Un hombre asesina a otro hombre en plena vía pública a la vista de todos, pero ningún abogado puede definir el hecho y ningún policía puede detenerlo. Como en el poema de Alberti, "Nick Carter no entiende nada". Ni Nick Carter ni Hércules Poirot ni Philip Marlowe, ¡ni el mismísimo Sherlock Holmes!


Palabras claves , , , , , , , , , , ,
publicado por tsekub a las 15:02 · 9 Comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (9) ·  Enviar comentario
Un poco apurado y por Nochebuena. Una pequeña batalla que creo y ahemos ganado.
publicado por Tsekub, el 24.12.2010 15:11
"Primera objeción: Libertad negativa y positiva."

Son excusas esas denominaciones, la libertad es una, es hacer tu voluntad, y no importa si ello se consigue o se te niega de forma 'negativa' o 'positiva', no cambia los hechos. O eres libre y puedes elegir, o eres un esclavo y tienes que obedecer, da igual la forma (negativa o positiva) porque el fondo (la capacidad para elegir) no cambia.

"Cuarta objeción: La nada no puede ser causa de nada."

La inacción, como bien apuntas, tiene efectos. En realidad la inacción no existe, es sólo una 'acción sin movimiento', todo lo que interrelaciona con lo demás es acción.

"Quinta objeción: Jacob no creó la situación."

No varía los hechos, la forma sigue sin cambiar el fondo. Es sólo otra excusa, otra distracción, otro sofisma, otra autojustificación liberal.

"Sexta objeción: ¿Dónde empieza uno y termina el otro?"

No en el regateo, claro, sino en las condiciones del regateo. En la relación de fuerzas es donde empieza, la coacción sólo la ejerce quien tiene el mayor poder.

"Séptima objeción: No discutiré temas morales."

Está claro que la extorsión es un hecho, una forma de relación real, en sí mismo separado de interpretaciones morales.
publicado por Pepe, el 27.12.2010 17:52
Me he perdido. ¿Por qué das por hecho que Jacob tiene la obligación de dar de comer a Esaú?
publicado por Francisco, el 06.02.2011 13:00
"Me he perdido. ¿Por qué das por hecho que Jacob tiene la obligación de dar de comer a Esaú?"

Sencíllamente se describe un hecho, el de la relación de poder, el de la coacción, el de la extorsión, el del abuso... que implica prohibirle o restringirle el acceso de la comida a Esaú. ¿Por qué se da por hecho que Jacob no debe abusar, etc., de Esaú?, pues porque nadie vale más ni es más que nadie.

¿Te encontraste ahora?

PD: ¿O tú defiendes la coacción, etc., y das por hecho que son cosas aceptables?
publicado por Pepe, el 09.02.2011 14:51
Hola! Muy buen blog, sumamente interesante y enriquecedor.
Te agrego a los links de mi blog, espero lo visites (dejé la dirección donde dice "sitio web" al momento de hacer el comentario).


Salud!
publicado por Osama, el 28.02.2011 13:48
Gracias, Osama. Voy a mirar tu blog.
publicado por Tsekub, el 07.03.2011 16:25
Algo salió mal con tu blog,. no lo veo. Puedes postearlo de nuevo o enviármelo, por favor?
publicado por Tsekub, el 07.03.2011 16:27
That's known that money makes us autonomous. But what to do if somebody does not have money? The one way is to try to get the home loans and just consolidation loan.
publicado por Katy, el 13.09.2011 19:25
Every body acknowledges that humen's life is not cheap, but some people need money for different things and not every man gets big sums money. Hence to receive quick business loans and secured loan would be a correct solution.
publicado por Rosetta, el 24.09.2011 06:43
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Tsekub

Ciencias sociales, filosofía política, artes y letras.

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Julio 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031
Buscador
Blog   Web
Tópicos
» Anarquismo (2)
» Derecho (1)
» Economía (2)
» Educación (1)
» General (9)
» Historia (1)
» Liberalismo (3)
» Paraguay (3)
Nube de tags  [?]
Secciones
» Inicio
Enlaces
» A las barricadas
» Autonomía (fanzine)
» Caníbal
» CNT
» Contraeconomía
» El libertario (Venezuela)
» El único
» Kurupí
» Los nietos del Papa
» Los nietos del Papa (con ruido)
» Mutualismo
» Vecindad Autopsia
» Ninfa Duarte
» Jakembó
» Orden natural y espontáneo
» La Alcarria obrera
» Antorcha
» Periodismo paraguayo
» Agua, ¿oro azul?
» Rafael Uzcategui
» Sueño libertario
» Social Demencia
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad